ANTECEDENTES DEL CINE.(FOTOGRAFÍA)

PERSISTENCIA RETINIANA.

Fenómeno visual descubierto por el científico belga Joseph Plateau que demuestra como una imagen permanece en la retina humana una décima de segundo antes de desaparecer completamente. Esto permite que veamos la realidad como una secuencia de imágenes ininterrumpida y que podamos calcular fácilmente la velocidad y dirección de un objeto que se desplaza; si no existiese, veríamos pasar la realidad como una rápida sucesión de imágenes independientes y estáticas. Plateau descubrió que nuestro ojo ve con una cadencia de 10 imágenes por segundo, que nosotros no vemos como independientes gracias a la persistencia visual. En virtud de dicho fenómeno las imágenes se superponen en la retina y el cerebro las “enlaza” como una sola imagen visual móvil y continua. El cine aprovecha este efecto y provoca ese “enlace” proyectando más de diez imágenes por segundo (generalmente a 24), lo que genera en nuestro cerebro la ilusión de movimiento.

CRONOFOTOGRAFÍA.

Con la ambición de conquistar el movimiento, la fotografía no tardó en convertirse en cronofotografía, en una primera instancia, gracias al revólver astronómico de Janssen (1874), quien lo implementó para registrar el movimiento de los planetas. En segunda instancia, el investigador francés Étienne Jules Marey (1830-1904) con su fusil fotográfico estudió el galope de los caballos, descompuestos en una serie de fotográfica, y luego los movimientos de otros animales y del hombre.

Muybridge, quién por varios años experimentó técnicas cronofotográficas, expandió su ingenio y consiguió poner a punto, luego de cuatro años de pruebas y con un gasto no inferior a cuarenta mil dólares, un curioso sistema de cronofotografía. Este fotógrafo, a lo largo de toda una pista de carreras instaló veinticuatro cámaras fotográficas con su correspondiente operador cada una, quienes cuidaban de la preparación de las placas sensibles de colodión húmedo de corta vida. Veinticuatro hilos se extendían a lo ancho de la pista, conectados cada uno de ellos al disparador de una cámara, logrando de este modo, que el caballo en su carrera fuera rompiendo los hilos, disparando sucesivamente una cámara tras otra, obteniendo como resultado la impresión de cada fase de su movimiento.

Los trabajos de Muybridge entre 1878 y 1881 inician con la descomposición del galope de un caballo en veinticuatro fotografías, marcando así el próximo nacimiento del cine, ya que la etapa de la descomposición fotográfica del movimiento era una realidad, y sólo faltaba conseguir la síntesis del movimiento, mediante la proyección sucesiva de dichas fotografías sobre una pantalla. En Estados Unidos la compañía Eastman Kodak produce y comercializa, desde los años 1884 tiras y rollos de celuloide. En 1890, Étienne Jules Marey suplanta la cinta de papel por la de celuloide emulsionada. Sin embargo, un año antes Thomas Alva Edison, inventor norteamericano, incorpora esta película a las investigaciones que realiza su empresa en el campo de la cronofotografía, adoptando un ancho de película de 35 milímetros, con perforaciones para el arrastre. El uso de las perforaciones para controlar el pase de película será uno de sus más grandes aciertos, que se utiliza todavía en los rollos de película con el nombre de perforación americana.

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s