Lois Weber

Lois Weber (1882-1939). Directora Americana de Cine Mudo, una mujer con fuertes creencias y fiel a sus ideales. Dedicó su vida a retratar el realismo social. Una de las directoras más polémicas de la historia del cine.

Lois Weber fue una directora de cine mudo única. Hoy en día, algunos críticos e historiadores afirman que era “incluso mejor” que la gran mayoría de sus colegas hombres directores de cine mudo americano.

Weber fue una mujer completamente comprometida con el cine y con sus creencias en una sociedad en la que el compromiso era un concepto poco común.

En la primera década del siglo XX, Lois Weber fue contratada por la Universal. Ella tenía total libertad para tratar las temáticas que quisiera pero se chocó con un delicado problema: la censura y la crítica no cesaba de atacarla.

Lois Weber se convirtió en la directora mejor pagada de Universal en 1918, contratarla costaba 5.000 Dólares por semana.

Su film “Where are my Children” (¿Dónde están mis hijos?) Condenaba el aborto pero se mostraba a favor del control de natalidad. La prensa la condenó duramente por ello consiguiendo que “Where are my Children” recaudara tres millones de dólares. Así que una vez comprobado el éxito de sus temas controvertidos, realizó películas como “The Hand that Rocks the Cradle” 1917 (La Mano que Mece la Cuna) que era un tributo a Margaret Sanger, la fundadora del Movimiento a favor del Control de Natalidad en América.

A mediados de los años 20, las películas de Lois Weber comenzaron a fracasar en las taquillas.

En “Too Wise Wives” ella desarrolla una historia simple entre dos parejas casadas, no ocurren muchas cosas pero sus caracterizaciones y su atención a los detalles son comparables a trabajos de Ingmar Bergman o Robert Altman. En “The Blot” se centra sobre las tensiones entre las clases sociales representando a una familia pobre pero orgullosa que preferiría morir de hambre antes que aceptar caridad. El final de esta película concluye con una sensación enigmática y de incertidumbre tanto sobre el futuro de los protagonistas como sobre el futuro del propio espectador.

Casi hasta el final de su carrera, Lois Weber había trabajado siempre con su marido al que se le había reconocido a menudo como su director asociado o como su consejero de dirección.

 La vida y la carrera de Lois Weber es, en muchos aspectos, tan enigmática como lo es el final de su película “The Blot”

 Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s